miércoles, 23 de diciembre de 2015

Crónica de la presentación de una novela



El escritor llegó con unos veinte minutos de antelación cargado con dos cajas de ejemplares de la novela que iba a ser presentada. La locutora y el cámara de la televisión local le estaban esperando y con ellos entró en el salón donde iba a tener lugar el acto.
Le hicieron la entrevista de rigor mientras los asistentes se asomaban “impacientes” por que comenzara ya el evento. Fueron entrando y ocupando sus asientos mientras hacía acto de presencia la presentadora que lo hizo puntualmente unos cinco minutos después de la hora anunciada.
Estaban presentes muchos de los amigos y amigas del autor que habían venido a arroparle cuando no a saciar su curiosidad por la faceta nueva que iban a conocer de su amigo.
La presentadora hizo un semblanza del autor que arrancó un aplauso del público asistente entre el que estaba la corresponsal del diario de la provincia que también era amiga del novelista.
Por fin el escritor tomó la palabra e hizo una descripción de su obra y de su forma original de edición artesanal. Después de los agradecimientos de nuevo resonaron los aplausos en el local.
Firma de ejemplares y refrigerio con cervecita, jamón, queso, canapés y fritura variada fueron el colofón que los asistentes no agradecieron con aplausos pero sí con sonrisas de oreja a oreja y caras de satisfacción. Todo un éxito.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Recuerdos: Aquella calle de mi infancia



Hoy he vuelto a pasar por la calle Gondomar de Córdoba. Hacía ya bastante tiempo que no lo hacía y he ido paseando a la vez que observando aquella calle que en mi infancia me hacía ilusión recorrer de la mano de mis padres, sobre todo para ver los juguetes que se exhibían en los escaparates de “Los Guillermos”.
Pero en estos tiempos eso no hubiera sido posible porque la tienda de Los Guillermos ya no existe y ha seguido el mismo camino que “Fabra”, la confitería “La Perla”, los “Calzados la Imperial”, la sombrerería “Rusi”, “los Madrileños”, “Moriana”, la “Librería Luque” o los “Ultramarinos Antonio Sánchez”. Sólo ha quedado como testigo mudo del pasado el Colegio de la Milagrosa que se ha debido de salvar de la quema “milagrosamente”.
Hoy, paseando por la calle Gondomar, me pareció estar en otra ciudad donde todo me era extraño y desconocido.

viernes, 18 de diciembre de 2015

Así comienza



“Estaba tan ensimismado contemplando la panorámica que se ofrecía ante sus ojos que no le vio venir y cuando quiso darse cuenta ya le tenía encima. Intentó esquivar el ataque pero fue inútil porque no tenía ya la agilidad de otros tiempos y al golpe en la cabeza siguió una sensación de caída en el vacío que le llevó a una pérdida de la consciencia durante bastante tiempo…”
Así comienza mi novela: “Las aventuras de Eduardo Sentinel” que será presentada el próximo martes a las nueve de la noche en el Bar Uceda Hermanos de Palma del Río.
Aunque es una edición artesanal, cosida a mano y encuadernada en símil piel, con un número limitado de volúmenes (40), se venderá al precio simbólico de diez euros.
Os espero para tomar luego una cervecita con “algo pa picá”.

martes, 15 de diciembre de 2015

Recuerdos: Las motos de mi padre



Mi padre era un gran aficionado al motociclismo. Fue fundador del Córdoba Moto Club del que fue secretario durante algunos años.
Este club organizaba carreras de motos en el paseo de la Victoria en las que participaban, entre otros, motoristas de élite como Carlos del Val o Johnny Grase a los que acompañaban los entusiastas del motociclismo cordobés con mayor o menor fortuna. Mi padre se cayó en dos ocasiones que yo recuerde y estuvo hecho polvo con costillas rotas y magulladuras durante bastantes días.
Recuerdo las motos que tuvo mi padre: una LUBE de 125cc, una OSSA de 250 y, cuando mi madre se hartó de vendarle las costillas con esparadrapo, una ISO scooter y una GUZZI de 98 con las que ya no participaba en las dichosas carreras y sólo lo hacía en las gymkhanas.
Cuando nació mi hermano Rafa mi padre compró un coche de segunda mano (Un Lloyd) y abandonó el uso de los vehículos de dos ruedas.

domingo, 13 de diciembre de 2015

¡Por fin!



Por fin esta mañana terminé el último de los cuarenta ejemplares que componen esta edición artesanal de mi novela “Las aventuras de Eduardo Sentinel”.
Ya está todo listo, al menos por mi parte, para abordar la presentación que será el día 22 en el salón del Bar Uceda Hermanos en esta ciudad de Palma del Río que me acogió hace ya treinta y siete años. Aquí he realizado prácticamente toda mi vida de profesional docente amén de ser el lugar en el que vivo y donde escribo desde que me jubilé.
Y esta es una foto del libro para que lo vayáis conociendo:



jueves, 10 de diciembre de 2015

Eso le pasa a cualquiera



No sabía lo que le faltaba pero algo en su interior le avisaba de ello. Seguramente sería una tontería que, por algún motivo estúpido, se le había metido en la cabeza como esas canciones que, sin saber el porqué, te pasas cantando todo el día y no hay manera de sacártelas del pensamiento.
Cerró la puerta, dejó de lado su preocupación y arrancó el coche poniendo rumbo a su agencia de viajes. Trabajó hasta el mediodía y almorzó un bocadillo con una cerveza porque no le daba tiempo para ir a comer a casa: tenía que trabajar toda la tarde en unas ofertas que había de presentar antes de las siete a uno de sus mejores clientes.
Un suspiro de alivio se escapó de su pecho cuando, después de terminar su labor, entregó el sobre con las ofertas en la empresa de su cliente justo tres minutos antes de la hora fijada.
Camino de su casa iba pensando en cómo pasaría el resto de la tarde: película de acción tumbado en el sofá con cervecita y aperitivo, un rioja para acompañar a un par de huevos con jamón en la cena y un gin-tonic para rebajar como digestivo…
Relamiéndose con estos pensamientos estacionó y se dirigió a la puerta de su domicilio metiéndose la mano en el bolsillo para coger las llaves… ¡las llaves!...

martes, 8 de diciembre de 2015

Al Lobo Feroz también le faltaba uno



Le faltaba uno, sí, tenía la certeza de que le faltaba uno pero la prisa por llegar a aquella entrevista de trabajo le hizo dejar de buscarlo y salir de estampida hacia la parada del autobús.
Llegó al edificio donde tendría la entrevista con el tiempo más que justo. Entró volando en el ascensor, pulsó el botón de la sexta planta y sacó la corbata del bolsillo de la chaqueta para completar su atuendo y… cuando fue a anudársela al cuello encontró el botón que le faltaba: ¡Se había abrochado la camisa “coja”!

domingo, 6 de diciembre de 2015

Primera convocatoria



Bueno ya he explicado cómo hago para editar mis libros y en las últimas entradas he dejado caer que voy a presentar mi primera novela.
         Es una novela corta de género negro en la que se narran cuatro aventuras del protagonista: Eduardo Sentinel. El tal Sentinel es un agente secreto jubilado que vive en la ciudad de Palma del Río y que ve cómo su vida apacible se ve interrumpida por un hecho puntual y que él no había pensado jamás que le produjese un trastorno como el que le aconteció.
         Aquí os presento el cartel anunciador del evento y que ha sido diseñado por mi amigo Pepe Lora.


viernes, 4 de diciembre de 2015

Cómo nace un libro hecho de forma artesanal – y II



         Comenzaremos por escribir el texto que estará basado en una idea o en varias (caso de una colección de relatos) y, una vez terminado pasaremos a la maquetación y, a continuación, a la impresión de forma que se puedan hacer cuadernillos de 12 ó 16 páginas.
         Una vez hechos los cuadernillos hay que copiarlos tantas veces como copias del libro queramos obtener. Los ordenamos encima de la mesa y procedemos a formar los diferentes conjuntos que luego darán lugar a los libros.



         Sujetamos cada uno de los conjuntos de cuadernillos con la mordaza y procedemos al aserrado del lomo para producir las muescas donde quedarán sujetos los cordeles después del cosido.




         El paso siguiente consiste en colocar el conjunto en el telar e ir pasando el hilo de forma que los cuadernillos queden cosidos sujetando todo a los cordeles de esparto.








         Posteriormente nos dedicamos a la confección de las tapas o pastas del libro que se hacen de cartón forrado con papel Guaflex que le dará un aspecto parecido a los antiguos ejemplares encuadernados en piel.









         Pegamos el conjunto ya cosido a las tapas y tendremos el libro terminado al que podemos ponerle una etiqueta que contenga el título y el autor.




         Como colofón diseñaremos una sobrecubierta con la que el aspecto del libro mejora a la vista a la vez que sirve de protección para evitar el deterioro.






miércoles, 2 de diciembre de 2015

Cómo nace un libro hecho de forma artesanal - I



         Cuando me planteé publicar un libro por primera vez comprendí que el asunto pasaba por costear la edición y luego vender el producto con mayor o menor ayuda de la editorial en cuestión.
Decidí hacerlo por mi cuenta y, después de consultar distintas páginas web de autoedición, llegué a la conclusión de que no me convencía ninguna de las propuestas que en ellas se me ofrecían.
         Casi por casualidad la solución me llegó como llovida del cielo y es que, mientras navegaba buscando en Internet, me topé con una página que enseñaba cómo encuadernar de forma artesanal y ahí comenzó mi aprendizaje de esta técnica que practican sólo algunos encuadernadores en la actualidad. Me pareció bonito abordar todo el proceso de creación de un libro desde que nace la idea en la mente del escritor hasta que el producto queda terminado y a disposición del lector y me puse manos a la obra.
         De esta forma han nacido ya nueve volúmenes que están en las bibliotecas de mi familia y de mis mejores amigos y amigas y está a punto de nacer el número diez que será una novela corta de género policiaco que lleva por título “Las aventuras de Eduardo Sentinel” y verá la luz el día 22 de Diciembre en el Bar Hnos. Uceda de Palma del Río a eso de las nueve de la noche.
         En una próxima entrada haré una descripción, con fotografías, de todo el proceso de encuadernación.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Se acaba Noviembre



         Se acaba Noviembre y con él, como ya anuncié hace unos días, se acaba el ciclo que he dedicado a la poesía y la ha hecho protagonista exclusiva de este blog a lo largo del mes.
         Se acaba Noviembre con sus contrastes: cálido durante su primera quincena y frío en la segunda como preludio del invierno que viene ya a hacernos su visita anual.
         Se acaba Noviembre y las luces de la Navidad llenan la noche de color.
         Se acaba Noviembre sí, se acaba otro Noviembre más pero otros Noviembres vendrán para recordarnos que éste fue un Noviembre Poético.
         Se acaba Noviembre…  ¡Bienvenido sea Diciembre!

sábado, 28 de noviembre de 2015

No quiero despertar



El despertar de hoy a un nuevo día
me lleva hasta el final de mi camino
aunque tal vez debiera posponerlo...
dejarlo suspendido.

Volver a retomar viejas mentiras,
volver a los senderos ya pisados,
encontrarme de nuevo revivido
o encontrarme contigo en el pasado.

Para poder vivir eternamente,
para dejar de lado esto que siento,
para olvidar, para dormir, para soñar,
para vivir en suma otros momentos,
para marchar por un camino nuevo,
para guardar el tiempo en mi mochila
y parar el reloj, dejarlo muerto.

Y seguir por la vía sinuosa
que me acerque de nuevo a tus afectos,
que no pueda caber la menor duda
de que vivo por ti y por ti muero.

Más no encuentro el principio en que estuvimos
unidos como uno y uno fuimos.
Y me aterra sentir que te separas
y me dejas vacío, yerto y frío.

Vuelve a mí, no despiertes de mi sueño,
no te alejes de mí, no lo resisto.
Vamos a reaprender el vivir juntos
vamos a compartir lo que tenemos,
lo que jamás nos puede quitar nadie,
lo que nunca debimos olvidar.
¡Que nos queremos!


jueves, 26 de noviembre de 2015

De duda



Tal vez nunca encontremos la manera
de morir sin dolor y sin tristeza,
tal vez nunca encontremos el motivo
de tanto sufrimiento.
Quizás será más fácil descubrirlo
si dejamos la busca por ahora,
quizás será mejor pensar en cómo
mover el firmamento.
Acaso no tengamos la herramienta
que precisa de maña y no de fuerza,
acaso no podamos manejarla
o no será el momento.
Quién sabe si veremos un futuro
en que la dicha sea para todos
quién sabe si el dolor se habrá borrado
y acabará el lamento.
Posiblemente...
Probablemente...
Seguramente...
Desesperado espero.


martes, 24 de noviembre de 2015

Tu color



Cierro los ojos e introduzco nuevo
un color que nunca yo he mirado
color de tu calor que necesito
color de mis anhelos desvelados
color de la alegría de tu risa
color de tu mirar atribulado
color de tus caricias amorosas
color de ser un ser afortunado
color de tu cariño que deseo
color de corazón enamorado
color de sábanas desordenadas
color de tu dormir desmadejado
color de ti.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Encuentro



Te ví cuando venías hacia mí
con tu mejor sonrisa puesta,
sentí como de pronto en mi interior
se disparaban las alarmas
y mi cerebro ya dejó de ser
el comandante que mi cuerpo rige
para perderse entre la desazón
y no saber ni qué decirte.
Tú ya sabías que esto iba a pasar
y controlabas ya la situación.
Noté que te abrazaba y desperté
teniéndote tan cerca,
creí que no podía contenerme más
y ansié besar tu boca
cuando jamás pensaba que lo haría
aunque lo deseara a solas.
Temblé de excitación
al estrecharte entre mis brazos.
Imaginé que el tiempo se paró
y aquél momento de felicidad
se me antojaba eterno,
pero lo cierto es que poco duró
sólo lo justo para un casto beso.
Y luego tú
te separaste de mi abrazo amante
para dejarme en soledad infeliz
por ser cobarde.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Caricias



Mi mejilla descansa en la mullida
almohada caliente de su espalda,
indolentes mis manos reconocen
marcando dolorosas en su piel
surcos rosados
que semejan caminos sin final
y encienden la pasión de madrugada.
Un suspiro se escapa de su ser
que responde de este modo a mis caricias
y su cuerpo se estremece en un temblor
pidiendo sin palabras que el placer
la llene toda.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Noviembre poético



         Cuando me propusieron hacer una lectura de mis poemas en Córdoba, pensé que no sería mala idea dedicar este mes de Noviembre a la poesía y así he ido publicando diferentes poemas a lo largo y ancho de este mes.
         En Diciembre pienso retomar el normal existir de mi blog donde alternan los relatos con los comentarios sobre diversas noticias y, por supuesto, la poesía.
         De momento seguiremos con el homenaje al verso que iniciamos el día de Todos los Santos y que acabaremos el día de San Andrés.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Poema sin título



Silencios clamorosos
que recuerdan ausencias
y un reloj que monótono descuenta
el tiempo gota a gota,
sorbo a sorbo,
como si de una bebida se tratase
que se pierde en mi boca avariciosa
para calmar la sed desmesurada
que tu pérdida causa en mi existencia.
Tengo sed de tus besos,
de tus caricias,
de tu mirada,
de ti toda,
de todo lo que antes tu me dabas
y que se me ha perdido en el camino.

martes, 17 de noviembre de 2015

Amarillo



El invierno ha vestido
de amarillo mi jardín:
la mimosa y los jazmines,
crisantemos y narcisos
y los limones también.
En los días soleados
es como una sinfonía
de matices de un color
que el mismo sol atesora
y que todo lo ilumina
con dorado resplandor.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Instante



Sólo una sensación, sólo un recuerdo
sólo dos cuerpos sobre un fondo negro,
el calor de tus dedos en mi piel
y el brillar de tus ojos en silencio.
Una imagen llena de vida pero inmóvil
me reconforta ahora que estoy solo
y en mi soledad me abraza fuerte.
Tan sólo esa instantánea de tu rostro amado,
dándote tiempo a una sonrisa cómplice
llena las horas de mi cama fría.
Hablo tan sólo de un segundo
perdido en una noche entera de gemidos
que también se ha grabado en tu memoria,
sé que es así, o ya no te conozco.
Ahora tan sólo deseo ardientemente
recobrar otra vez aquel instante.

viernes, 13 de noviembre de 2015

Cartel de “Cerrado”



Cerré mis ojos
para poder mirarte.
Cerré mi boca
para poder hablarte.
Mi oído se cerró
para escucharte.
Y ya, cerrado todo,
también cerré la puerta de mi casa,
la de mi corazón,
para quererte
y cerré mi memoria
para nunca olvidarte.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Crónica de una lectura poética



El poeta, como buen novato, llegó el primero, media hora antes de la fijada para el evento. La anfitriona le recibió con todos los honores, casi excusándose porque no hubiera nadie más para recibirle.
Al poco hizo su aparición uno de los asistentes habituales que desde un lugar de la provincia venía para escuchar lo que el poeta tuviera que decir. Pronto entablaron conversación y poco a poco fueron llegando los que venían a asistir al pequeño recital que fueron presentados uno a uno al debutante. También llegaron los amigos del poeta que le saludaron afectuosamente para que se sintiera abrigado con sus abrazos.
Asistieron las cuñadas del interviniente para que la familia hiciera acto de presencia.
Poetas como Francisco Carrasco, Miguel Cobo, Carmen Espada, el crítico Antonio Moreno Ayora y Carmen Calvo, que fuera ministra de Cultura, estuvieron entre los asistentes.
Un coloquio final rico y variado fue el colofón de la actividad que se realizó en “Arc en Ciel” la tarde-noche del martes 10 de noviembre en la Córdoba poética. Todo acabó en la taberna “El Poema” donde, distendidamente, se charló durante bastante rato.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Lectura poética



          Mañana, a eso de las ocho de la tarde y en mi ciudad natal, en Córdoba, voy a hacer mi primera lectura poética pues auque tengo ya bastantes años, aún no he debutado en público. Sólo he leído para mis amigas y amigos. Espero que este mi debut en el mundo de los poetas públicos no sea traumático y acabe felizmente en un ambiente que espero sea amigable y comprensivo con mis limitaciones de versificador novel.
         Desde aquí doy las gracias a mi amigo Alfredo Jurado Reyes por proponerme y presentarme en este evento y a Maite Béjar que me acoge en su casa amable y desinteresadamente para que allí podamos disfrutar (espero) con el contenido de mis pobres versos.

domingo, 8 de noviembre de 2015

No tengas miedo al tiempo



La flor es la belleza
y el fruto, madurez.
Verdad es que estás en flor
y con los años
tu madurez será
seguramente bella.
No tengas miedo al tiempo
que con él
continuamos viviendo.
Cuando llegue el momento,
en la vejez,
no lo dudes, mi vida,
hermosa te veré
día tras día.