lunes, 28 de mayo de 2018

EL PERRO DEL VECINO

      Sacado de mi poemario "Para Locos Bajitos".



No sé cómo se llama
el perro del vecino,
los niños le llamaban
“perro sin nombre”
y el perrillo acudía
a sus llamadas
para jugar con ellos
por las mañanas.
El perro del vecino
pulgas no tiene
ni tiene garrapatas,
tampoco tiene
debajo del pellejo
ni tiene carnes
sólo tiene los huesos
porque no come.
El vecino no tiene
nada que darle
y el pobrecito perro,
dale que dale,
se busca lo que puede
en las basuras,
los niños de sus casas
le traen la suya:
los medios bocadillos,
los bollos duros
que el perro los tritura
con sus colmillos
y meneando el rabo,
agradecido,
ladra con alegría
a los chiquillos
y juega al escondite
con todos ellos
pero nunca “las queda”
porque no sabe
contar hasta cuarenta
ni taparse los ojos
con las dos manos.

sábado, 26 de mayo de 2018

¿Por qué escribo?


La pregunta me la hago muchas veces y está claro que la respuesta es múltiple pues no sólo es una la razón de que, cada tarde, me siente delante del ordenador para enfrentarme a la “hoja” en blanco y tratar de escribir algo que sea digno de guardarse pues la mayor parte de los días no soy capaz de “parir” nada.
En primer lugar, escribo porque tengo cosas que contar, porque mi cabeza está llena de historias y de poemas que pugnan por salir a la luz.
En segundo lugar, necesito mantener en forma a mi cerebro ahora que estoy jubilado y he dejado atrás un buen puñado de años en los que se mantenía a toda máquina con el trabajo que realizaba diariamente.
También, y relacionado con el primer motivo, soy un poco exhibicionista y necesito que alguien lea lo que escribo, por eso abrí este blog y edito de cuando en cuando algún libro.
Y en cuarto lugar, pero tal vez sea el motivo más importante, escribo porque me gusta y me divierte el hecho mismo de escribir y de aprender a hacerlo cada vez un poco mejor, aunque quizás no lo consiga.

miércoles, 23 de mayo de 2018

PREDESTINADOS


Ni siquiera elegimos el nacer,
el Destino veleidoso marca el rumbo
y nosotros pasamos por la vida
sin poder hacer nada por cambiarla.
Seremos marionetas en sus manos
que rigen sin permiso nuestros actos,
que juegan al azar con los amores
como quien juega al ajedrez sin conocer
ni sus reglas ni sus propios movimientos,
sin intención tampoco de ganar,
tan sólo de actuar sin ver el riesgo
ni el abismo insondable de la muerte.

lunes, 21 de mayo de 2018

QUIERO


Aprender de memoria
el sabor de tu boca
y encontrar tu perfume
de noche en mi almohada
mientras sueño caricias
mientras sueño contigo
y es que siento tus dedos
arañando mi espalda
y mi cuerpo se tensa
como cuerda de arco
para lanzar la flecha
que se clave en tu carne
y voltear contigo
en la cama revuelta
abrazado a tu cuerpo
sin poderme soltar.

Un aniversario muy especial


Lo llevo pensando durante muchos días y, al final, he decidido proclamarlo a los cuatro vientos, así que ahí va eso:
“Hoy día 21 de Mayo de 2018, a partir de las doce y veinte del mediodía, comienzo una etapa nueva en mi existencia, empiezo mi época más erótica: hoy cumplo 69 años”.

sábado, 19 de mayo de 2018

LA BRUJA MANOLITA


Este poema forma  parte del contenido de mi primer poemario para niños que estoy preparando en estos momentos y que llevará como título: “Para Locos Bajitos”


Era un bruja pequeña,
era una bruja bonita,
era una bruja risueña:
se llamaba Manolita.
Preparaba sus potingues
en la cocina de atrás,
en una hornilla chiquita,
en una hornilla de gas.
Allí tenía sus libros
rebosantes de conjuros,
de recetas y de hechizos
entre aquellos cuatro muros.
Manolita no asustaba
ni a los niños ni a las niñas
y hasta hacía de mediadora
cuando había alguna riña.
La gente la saludaba
cuando iba por la calle,
la invitaban a café
los sábados por la tarde.
Manolita agradecida
les regalaba potingues
para el cutis, para el pelo
y conjuros para el ligue
y es que Manolita era
un bruja muy legal
y por eso la querían
como si fuera una más
pues aunque bruja que era
nunca hizo ningún mal.
En las ferias madrugaba
y se ponía a cocinar
chuches, dulces, golosinas
que a los niños regalar.
Y los niños y las niñas
se divertían con ella
porque les contaba historias
de príncipes y princesas.
Nunca la notaron triste,
alegre cual cascabel,
era una bruja feliz
que sabía hacer el bien,
sus conjuros eran buenos
y sus pócimas también.
Y hasta aquí llega esta historia
de la bruja Manolita
que no asustaba a la gente
y así todos la querían.


jueves, 17 de mayo de 2018

LE CANTARÉ


Le cantaré al silencio
aunque no ponga atención a lo que canto,
como si fuera sordo,
como si no entendiera
el idioma en que digo mi canción.
Le cantaré bajito
para no despertarle de su sueño,
para que sueñe sueños,
para que sueñe tanto
que se quede dormido para siempre.
Le cantaré al oído
porque sé que no escucha mis canciones,
le cantaré bonito,
le cantaré canciones
que le digan de ti, de tus amores
para que no se entere
del amor que vivimos sin contarlo
y no rompa la magia
ni la pasión que embarga nuestras almas.

lunes, 14 de mayo de 2018

¿POR QUÉ?


Llegaste cual tornado mareante
en medio de relámpagos y truenos,
potente, sin dar tregua ni descanso,
candente, como fuego abrasador.
Y luego de repente abandonaste
mi vida sin decir siquiera adiós.
No entiendo, yo no sé ¿por qué lo hiciste?
si nunca te llamé, ¿por qué viniste?,
si nunca te ofendí ¿por qué te fuiste?
dejándome transido el corazón.

sábado, 12 de mayo de 2018

De cacería


Llevaba ya más de cinco horas oteando cada rincón de su territorio de caza y no había visto ni el menor indicio de algo comestible.
Sus tripas le estaban pidiendo a gritos algo que digerir y se removían inquietas. Por otra parte era ya media tarde y pronto la oscuridad le impediría hacer uso de su más que potente y agudo sentido de la vista.
Al fin a unos cincuenta metros distinguió la silueta de una paloma que planeaba seguramente buscando un posadero. Se preparó para la acción e inició un picado a una velocidad vertiginosa mientras su futura víctima parecía no darse cuenta de lo que se le venía encima…
Extendió las garras y expandió su cola para frenar un tanto su carrera con el fin de capturar su presa y entonces… entonces se dio cuenta de su error.
Sus afiladas garras rasgaron el plástico serigrafiado de la cometa y su cuerpo se enredó en las cuerdas continuando su velocísima caída como si de un paquete bien amarrado se tratase.

miércoles, 9 de mayo de 2018

NO ERAS TÚ


No eras tú
pues te conozco solo con sentirte.
Si estás tan cerca
te puedo ver sin siquiera mirarte…
pero no eras tú,
estoy seguro, no eras tú
porque no siento ese vacío en el estómago
ni esa ansiedad
que me devora las entrañas cuando estás.
No eras tú.