domingo, 13 de julio de 2014

Menudo susto



Ayer vivimos un episodio complicado en la Algabiya. Estábamos celebrando con nuestros amigos y amigas la inauguración oficial de la fuente que ha realizado Martina en el Taller de Barro de Palma cuando de pronto comenzamos a oler a quemado:
El seto de cipreses que rodea la parcela estaba ardiendo.
Rápidamente cogimos las dos mangueras que estaban disponibles y comenzamos a intentar apagar el brote del incendio mientras otros llamaban a los bomberos que se presentaron en pocos minutos y acabaron con las llamas en un abrir y cerrar de ojos. La Policía Local y la Guardia Civil también hicieron acto de presencia. El fuego se inició en el pasto seco que la Junta de Andalucía no limpia en las cunetas de nuestras carreteras y, con la inestimable ayuda del viento, se propagó al seto que prendió como la yesca.
Todo quedó en un susto y cinco o seis metros de seto calcinados gracias a un desaprensivo que tiraría una colilla desde algún vehículo de los que pasan por la carretera que pasa junto a nuestra casa y que se la podía haber metido en … y estaría más calentito.
Y me pregunto: ¿A quién tengo que reclamar este asunto? ¿Quién me puede asesorar sobre cómo hacerlo? ¿Me cubrirá el seguro el coste de Bomberos y del la replantación de la parte quemada? Ya veremos.

4 comentarios:

  1. Que le reclamen al que lo incendió.
    Un abrazo, buen domingo

    ResponderEliminar
  2. Sí, menudo susto. Uno de los riesgos del verano y de vivir a lado de una carretera.

    ResponderEliminar
  3. lo bueno es que solo ha quedado en un susto.....

    ResponderEliminar